Presidente de la SCJ recibió ayer al Presidente de la República Italiana en el Palacio Piria

Tamaño letra:

chediak mattarella 11 05 1712.05.17, de DICOMI-SCJ.- El Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Dr. Jorge Chediak, recibió ayer en el Palacio Piria al Presidente de la República Italiana, Dr. Sergio Mattarella, quien cumplió una visita oficial a nuestro país reuniéndose con la cúpula de los tres poderes del estado uruguayo.

Mattarella fue diputado en 1983 dentro de la facción de izquierda de los demócratas cristianos, ejerció como Ministro de Estado en varias oportunidades durante su carrera, dirigió el periódico Il Popolo y en 2011 fue elegido por el Parlamento italiano como juez de la Corte Constitucional.
Consultado sobre la visita del dignatario italiano, el Dr. Chediak dijo que “se trata de un presidente que, además, tiene la característica de haber integrado el Tribunal Constitucional en Italia, así que también es un colega”.
Estuvimos hablando de las funciones que las Cortes Supremas y los Tribunales Constitucionales tenemos para el mantenimiento de los equilibrios en el Estado de Derecho” explicó a los periodistas reunidos en torno a su figura después de que el Presidente Italiano se retirase del Palacio Piria.
El Presidente de la Suprema Corte dijo que Mattarella “ha tenido el privilegio de haber integrado las tres ramas del gobierno: es presidente de la República, fue miembro de la Corte Constitucional y también integró el Parlamento, así que tiene una visión más global de la que puedo tener yo, pero ambos compartimos el amor por la judicatura y él señaló que extrañaba su rol como juez constitucional”.
Consultado en cuanto a los temas tratados durante el diálogo con el mandatorio italiano, Chediak dijo: “no estuvimos hablando de temas puntuales, sí algunas reflexiones sobre el funcionamiento de la justicia penal juvenil en Italia, que fue lo que estuvimos haciendo la semana pasada, visitando juzgados y establecimientos de detención, así como comunidades de reeducación penal, por invitación de UNICEF, entonces compartimos una cantidad de visiones sobre el funcionamiento del sistema italiano, que es un referente para la región y al cual deberíamos tratar de aproximarnos”.
Abundando sobre este tema, el Presidente de la SCJ dijo que “hay algunos mecanismos que ellos tienen y quizás nosotros no, que deberíamos tratar de transitar, como son las comunidades educativas”.
No solo tienen las penas alternativas tradicionales y la privación de libertad para quienes infringen la ley penal con menos de 18 años, sino el régimen intermedio de la vivencia en comunidad, muchas son comunidades religiosas como la de San Egidio, otras son comunidades laicas, pero es un régimen intermedio donde en esa comunidad viven supervisados quienes tienen que hacer el tránsito entre la privación de libertad y el reintegro a la sociedad, donde se fomenta su educación, su habilitad laboral, el cumplimiento de normas, a los efectos de que cuando vuelvan a su familia, a su comunidad, al contacto con el mundo exterior, lo hagan con armas totalmente distintas que aquellas que los llevaron en su momento a cometer delitos” dijo Chediak.